La dictadura del neoliberalismo de la era Bush y Obama enfrentado al Nacionalismo del planeta

La maquinaria de Wallstreet , Fondos Buitres, el Pentágono y el estado omnipresente liderado por un hombre de color, que se camuflaba de progresista llamado Obama, pero que ejecuta la visión del sistema neoliberal de los republicanos belicistas como Bush.

La visión de Bush era: “Lo que no estaban a favor de su política, invadir a otras naciones, estaban en contra del pueblo de los Estados Unidos” y favor de los terroristas. Después de Bush, los americanos votaron por los demócratas que encabezaba Barack Obama, el que prometía un cambio en la política exterior y su misión era mejorar la imagen belicosa de EEUU que encabezaba J.W. Bush, pero que al final, el candidato de los Demócrata no solo fue el continuismo de la misma sino que se convirtió en una simple marioneta de los republicanos liderados por J.W. Bush, este hecho fue una de las causas por la que Hilary Clinton perdió la última elección contra el pragmático Donal Trump.

Obama quiso pasarse de listo, mimetizándose de ser progresista y simular que defendía los “derechos humanos”, con el propósito de obtener más adherentes en otras naciones, para que Estados Unidos fuese el “estado” que gobernara el planeta, mientras convertía en un cao las naciones árabes, Siria, Irak, Libia, etc., hasta hoy, las personas de esos países mueren en masa en el mar del Mediterráneo, huyendo de la guerra, que fue programada intencional y deliberadamente por sistema neoliberal, liderado por este personaje. Con esta triquiñuela Obama engañó a varios de los gobernantes ingenuos, sobre todo, los de la Comunidad Europea, pero no así los gobiernos izquierdistas de Latinoamérica, Rusia, China, Sud Africa, consecuencia que pagaron las gobernantes de Argentina y Brasil, que se le denostaron y las acusaron de corrupción por los medios de comunicación, supuestamente, también pagada por el Establishment, hasta que las fuerzas opositoras financiadas por los fondos buitres dieron un golpe de estado blando a las respectivas gobernantes. Ahora los medio se preocupan de desprestigiarlas para que ellas nunca mas vuelvan al poder, tal como los medios tratan también en la actualidad a Donal Trump.

La estrategia para lograr la gran meta era que la Aliada incondicional de Obama, Angela Merkel, mantuviera en jaque las naciones con menos recursos de la Unión Europea. Angela Merkel hizo dependiente a las naciones mas pequeña mediante los créditos que le otorgaba para que esas naciones cubrieran los déficits fiscales, los pagos de las deudas contraídas, además los intereses de las mismas, luego hacía que esos países les compraran armas al estado Alemán con el dinero prestado. Para seguir con esta política expansionista e invasora, Obama y Bush anhelaban elegir la candidata Hilary Clinton, y para ese objetivo financiaron y corrompieron a muchos medios de comunicación, para que Donal Trump perdiera las elecciones, la prensa de todo el planeta denostaba al candidato republicano tildándolo de “populista, de anti feminista, de magnate, etc”.

Para la mayor parte de los medios de comunicación, los políticos que estaban en contra de la homogenización de las culturas, la aspiración de Obama que era un reflejo de la cultura del neoliberalismo belicoso, consumista y egocéntrico del Establishment. Los populistas eran aquellos que se oponían a su visión, incluso se le trata de fascista, sin embargo, jamás hablaron del Nacionalismo, porque no era conveniente, ya que en el propio EEUU, el nacionalismo es muy poderoso, ni hablar en Europa.

De ese modo, el Nacionalismo de las naciones no permitiría aceptar los preceptos o valores de la visión neoliberal del Establishment liderado por Bush, Obama, Cameron, Hollande y Merkel. El nacionalismo en las naciones es transversal a todas las ideologías políticas o religiosa. Si la política del Establishment aspiraba imponer la cultura norteamericana, el nacionalismo y el patriotismo transversal, jamás lo aceptaría. Por esa razón, el error de cálculo de un licenciado de Harvard  (Obama) fue garrafal. Todo esto nos deriva solo a la conclusión que se repite en la historia: “Los errores mas graves los cometen los grandilocuentes y los megalomaniacos, cuando tienen la posibilidad de llegar al poder.

Al final de los 8 años de gobierno de Obama solo se centró en esa meta máxima, es decir, concluir la misión del gobierno de G.W. Bush, hacer posible que Establishment los EEUU, parte de la población norteamericana, se convirtiera en el estado del planeta; mientras los proyectos sociales como el “Obama Care”, la pacificación entre negro y blancos, las leyes de Migración más favorables y el mejoramiento de la imagen de la política de EEUU, quedaron sin resolver. En conclusión, Obama dejó a su nación dividida, entre el Establishment y el Nacionalismo, dejo un cao con los fugitivos de la guerra en los países de la Unión Europea, sobre todo en Alemania, además despertó el nacionalismo en los naciones en las cuales ya no tenía ningún significado y el terrorismo sigue intacto, mas aun ha seguido aumentando proporcional a las odiosidades que propaga la política del sistema neoliberal. Sin embargo, a Obama se le otorga el premio nobel de la paz, institución que también ha sido corrompida, tal como la OEA y las Naciones Unidas.

Ahora, los medios falsifican y distorsionan los hechos, magnificando el populismo y denostando al que piensa diferente al Establishment. Me atrevería a suponer que el gobierno de Obama y los egocéntrico de Wall street han coimeado los medios de comunicación de muchas naciones de la tierra, con el propósito de desprestigiar el nacionalismo y la política de la izquierda humanista, incluso desprestigian y denostan a su propio presidente, Donal Trump. Esos mis mismos medios de comunicación ocultan cualquier noticia negativas que pueden surgir de la política de los refugiados que huyen de la guerra que provocaron los gobernantes como Bush, Obama, Merkel, Hollande y Cameron, son ellos los que provocaron el cao en los países árabes, que desestabilizaron países como Ucrania, Brasil, Venezuela.

Todo esto es provocado por el egocentrismo de los megalomaniacos que se apoderan del gobierno de una nación económicamente y militaristamente poderosa, es lo que vengo denunciando en mis últimos blogs presentado por este medio.

La megalomanía es una enfermedad contagiosa motiva a realizar planes grandilocuentes y enfermizos, como por ejemplo, gobernar y espiar a cada persona del planeta, con la justificación de defender los derechos humanos y combatir al terrorismo que ellos mismos han provocado. Aparte de la grandilocuencia también la ambición y avaricia de algunos grandes empresarios que se coludieron con estos gobernantes megalomaniacos. Pero su fanatismo fue tan infantil que olvidaron el factor “Nacionalismo y el patriotismo”. Este factor perturbador, para las aspiraciones de Obama, no iba permitir aceptar una cultura ajena, que es diferente a las costumbres norteamericanas. Tampoco se iba permitir que las naciones no tuvieran estados y que si los tuvieran fuesen marionetas del gobierno de Barack Obama o Hilary Clinton y Angela Merkel.

Esta vez el Nacionalismo y el patriotismo de las naciones nos salva de una dictadura del neoliberalismo salvaje dirigida por el Establishment.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *